Sin un corral, sin amos,
corriendo desbocado una sorda carrera,
porque una noche hace ya un tiempo
bebí de un manantial sagrado,
y comprendí , que esa carrera loca
era una forma venerable de morir.

Aquí ponemos entradas de CABALLOS cortas - EJERCITO - NOTICIA de interés para los poetas.

25 sept. 2017

ENCUESTA CATALUÑA
















ENCUESTA


¿Quiere que Cataluña sea un estado independiente en forma de República? 


Ya puedes votar!

Dónde está el 80%?



Chevi sr.

22 sept. 2017

OTRA EQUITACIÓN OTRO DEPORTE
















MARICONADAS LAS JUSTAS





Chevi Sr.

21 sept. 2017

MI VIDA PRIVADA















Cuando andábamos en el Aaiun, allá por los años 74/75,  en el tercer Tercio de la Legión teníamos cuatro garitos donde poder pasar el rato por el día, y un Cabaret donde contar mentiras por la noche, solteros y casados, allí cantaba un "Cancionetista" de sexo comprometido...pero con mucho arte, yo siempre la pedía una canción que me entusiasmaba y ahora recuerdo: 

Playa de "Negritas" (Aaiún)

           

MI VIDA PRIVADA





Chevi Sr.

20 sept. 2017

¡¡¡DAESH DERROTADO!!!






¡¡¡DAESH DERROTADO!!!


Esto me lo manda mi buen amigo de la infancia Eduardo Montanchez Justiniano que en la foto  está con su guapísima hija María José






CHARLTON W. BRADFORD.
26/08/17.

ANALISTA GEOPOLÍTICO.

¡¡¡DAESH DERROTADO!!!

Estamos en condiciones de afirmar que DAESH ha sido definitivamente derrotado tras la manifestación levada a cabo este sábado por la tarde en Barcelona convocada por todos los partidos políticos bajo el lema “NO TENGO MIEDO”.

Diversos observatorios y servicios de inteligencia de todo el mundo aguardan a que de un momento a otro DAESH emita un comunicado anunciando su disolución.

Fuentes habitualmente bien informadas comunican que ante la firme resolución mostrada por los españoles con el aterrador lema “NO TENGO MIEDO”, DAESH ha entrado en pánico y ha llegado al convencimiento que su declarada GUERRA contra Occidente no tiene futuro alguno, por lo que sus dirigentes yihadistas van a pedir perdón y se entregarán a las autoridades de los países en los que se han llevado ATAQUES.

Ante la manifestación de Barcelona DAESH destruirá todas las armas y explosivos y en las mezquitas y madrassas (escuelas infantiles) en las que hasta ahora ha predicado el odio contra Occidente, a partir de mañana se enseñará la cultura cristiana basada en el amor fraterno universal, el dialogo y la tolerancia.

Quien haya estudiado Historia sabrá muy bien que no hay nada nuevo bajo el sol de Iberia y que ya en el pasado frente a las GUERRAS declaradas por sus enemigos los españoles optaron por la paz, el dialogo, la tolerancia y el amor fraterno.

Así, Don Pelayo, a quien se identifica como espatario (guardia de corps) del último rey visigodo Don Rodrigo,  bajo el lema “NO TENGO MIEDO” convocó a todos sus seguidores y desde los riscos de Covadonga arrojó miles de pétalos de flores y ramas de olivo a los sarracenos que pretendían dominar a los astures. Frente a tamaña demostración de coraje, los musulmanes huyeron despavoridos hasta Damasco, donde dedicaron el resto de sus vidas a pedir perdón al Dios cristiano.

Años más tarde, Rodrigo Díaz de Vivar, dedicó su vida a recorrer los campos y caminos de España en unión de sus leales, convocando manifestaciones bajo el lema “NO TENGO MIEDO” consiguiendo así espantar a los árabes hasta conseguir que de rodillas implorasen perdón por su errado proceder.

Finalmente, en 1491-1492, los Reyes Católicos, al frente de sus más valientes capitanes entre los que se encontraban D. Gonzalo Fernández de Córdoba y el Duque de Alba, al frente de una multitudinaria manifestación frente a la ciudad de Granada convocada bajo el lema “NO TENGO MIEDO” consiguieron que el último rey moro Boabdil ordenase a sus huestes el inmediato abandono de la ciudad y su reino, saliendo escopeteados de vuelta a África, con regañina incluida de su madre que le llamó llorón.

Cuando Napoleón, dueño y señor de toda Europa con sus tropas ya situadas en Madrid decidió que el 2 de mayo de 1808 abandonasen la capital los infantes Isabel y Francisco, hermanos del ya fugado Fernando VII, los madrileños, guiados de ese indestructible espíritu conciliador y pacifista, se manifestaron bajo el lema “NO TENGO MIEDO”, consiguiendo desorientar a los mamelucos que, llevados por el pánico, se bajaron de sus caballos y se unieron a la manifestación en la que las modistillas, manolas y chulapos les obsequiaban con ramilletes de claveles y gladiolos, sin que se derramase una sola gota de sangre.

Historiadores fascistas dedicados a falsear la realidad han escrito que el pueblo de Madrid se levantó contra los ejércitos de Napoleón y se desencadenó un auténtico baño de sangre.

Algo parecido sucedió con los tenientes Daoíz y Velarde y el capitán Ruiz, quienes se dirigieron al cuartel de Monteleón y descolgaron una gran pancarta que rezaba “NO TENGO MIEDO”, mientras en el exterior improvisaban altares con flores, velas y ositos de peluche.

Cuentan los cronistas de la época que el mariscal Joaquín Murat, el Gran Duque de Berg, ante semejante demostración de valentía por parte de los españoles, se arrancó sus medallas y salió inmediatamente de España camino de un convento en el que redimir sus pecados.

Lo mismo hizo el Mariscal Jean Lannes en el sitio de Zaragoza cuando su defensor, José de Palafox, encabezó una manifestación bajo el lema “NO TENGO MIEDO” ofreciendo la mano y la reconciliación a los franceses, frente a algunos historiadores fascistas y retrógrados que sostienen que cuando el militar francés le ofreció “PAZ Y RENDICIÓN” Palafox respondió “GUERRA Y CUCHILLO”.

Son los mismo fascistas que sostienen que el 19 de julio de 1808 los ejércitos españoles bajo el mando del general don Enrique Castaños derrotaron al ejército francés al mando del general Dupont en una tremenda batalla que duró de sol a sol con la ayuda de millares de campesinos y habitantes de pueblos de toda la comarca que no dudaron en enfrentarse a los Dragones y Coraceros napoleónicos.

La verdad es que el general Castaños encabezó una multitudinaria manifestación de españoles reunidos en Bailén bajo el lema “NO TENGO MIEDO”. Ante ello Dupont comprendió que lo tenía todo perdido y entrego las armas.

Lo mismo podemos decir respecto de Agustina Raimunda María Zaragoza y Doménech, conocida como Agustina de Aragón, a quien esos mismos historiadores fascistas retratan al frente de una pieza de artillería disparando contra los franceses en Zaragoza hasta perder la vida en combate. La verdad es que de combate no hubo nada y que lo que realmente hizo fue enarbolar una pancarta en la que figuraba el histórico lema “NO TENGO MIEDO”, ante el que los soldados de Napoleón cayeron derrotados y sin saber qué hacer.

De los guerrilleros españoles, mejor ni hablar. El Empecinado, El Mozo, El Cura Merino y tantos otros más, en realidad eran pacifistas convocantes de manifestaciones bajo el lema “NO TENGO MIEDO” que jamás empuñaron las armas contra el invasor.

La única forma de derrotar al DAESH en su GUERRA contra Occidente ha sido con manifestaciones, lemas como el de “NO TENGO MIEDO”, minutos de silencio y altares improvisados con velitas, ramitos de flores y ositos de peluche.

¡¡¡EL DAESH HA SIDO DERROTADO!!!




Chevi Sr

19 sept. 2017

EL DESAFÍO INDEPENDENTISTA


















EL DESAFÍO INDEPENDENTISTA
Ussia


Juramento o promesa. Un militar jura o promete lealtad a su Bandera. No me refiero al escudo, que puede variar con los tiempos. Lealtad a su Bandera y derramar en su defensa, si llegara el caso, hasta la última gota de su sangre. 
El general Rodríguez, Jefe de Estado Mayor de la Defensa durante el Gobierno de Zapatero, juró lealtad a la Bandera en la Academia General del Aire. Maniobró y desfiló bajo esa Bandera. Ocupó sus despachos presididos por la Bandera. Enterró a sus compañeros, caídos por España en misiones militares o asesinados por el terrorismo, con sus ataúdes cubiertos con su Bandera. Y alcanzó el mayor grado y empleo cumpliendo con su deber y con su juramento o promesa. Curiosamente, hoy ha dejado de ser un militar para convertirse en un político. Un partido político cuyos dirigentes desprecian la Bandera a la que juró o prometió lealtad don Julio. Sus compañeros de partido gustan mostrar en sus comparecencias la bandera republicana, también conocida como la tricolor, la rumana o, simplemente, la fea. Y ha llegado a un acuerdo con los dirigentes de «Podemos», que apoyan a Bildu –la ETA– en el País Vasco, que defienden el derecho a la fragmentación de España, que consideran la unidad de la Patria un contrasentido y jamás se han permitido un rasgo de generosidad y justicia con los militares que cumplen diariamente con su deber y con aquellos que han sido enterrados por entregar su vida por sus compatriotas. Muchas lagunas en la memoria de don Julio. Muchos desencuentros anímicos en su proceder. Muchos olvidos de sus compañeros en su mal paso dado.

Los de «Podemos» dicen una cosa hoy y otra mañana, y en el mismo día, tres o cuatro contradictorias depende de dónde se hallen y hablen. Pero uno de los rasgos comunes de los dirigentes de «Podemos» es su desafecto profundo por todo lo militar. Pretendo ser bien entendido. Por todo lo militar en España, en los Estados Unidos, en Francia o en Inglaterra, que no por lo militar en Cuba, Venezuela y Corea del Norte. En estos tres últimos casos, lo militar les gusta más que comer con los dedos. Ellos son partidarios del militarismo en el poder, no de los Ejércitos que sirven a la sociedad desde el deber y la disciplina a las órdenes de los Gobiernos elegidos con los votos libres y soberanos. No puedo figurarme a don Julio estrechando la mano de los proetarras de «Bildu». No me cabe en la cabeza que un general de cuatro estrellas se atreva a decir que el problema de Cataluña «se soluciona con política, y no con la Ley». Que un general del Aire recomiende pasar por encima de la Ley es gravísimo. Pasar por encima de la Ley, con mayúscula, equivale a quebrar el Estado de Derecho, las leyes, la Constitución y, en su caso también, las Reales Ordenanzas que juró o prometió cumplir.

Tuve con don Julio muy breves y esporádicos encuentros, y siempre se comportó con la cortesía y buena educación de los que llevan el uniforme. Sabía que muchos de sus compañeros le decían «Julio el Rojo», y que otros le achacaban su escaso esfuerzo en la milicia y su preferencia por los cómodos despachos. En las Fuerzas Armadas son necesarios los militares de campo que disfrutan con sus hombres y comparten sus padecimientos, y lo que proyectan, idean, mandan y pesupuestan desde sus despachos. Pero no se me va de la cabeza lo que don Julio ha dicho. Saltarse la Ley. Eso se llama golpismo, y me niego a creer que don Julio sea un golpista.

¿Lo veremos en un mitin con la bandera «rumana» a sus espaldas? ¿Lo veremos abrazando a un dirigente de «Bildu»? ¿Se saltará la Ley un general de cuatro estrellas con los primos hermanos de «Podemos» en Cataluña, los de la CUP?

¿Un nuevo Miaja? ( José Miaja Menant: Jefe militar republicano de la zona Centro-Sur.) No entiendo nada.



Leer más: Militar